Riego a baja presión

 

El riego a baja presión permite reducir la potencia requerida para el bombeo, lo que implica una reducción equivalente en el coste de la energía consumida.

En los pivot conseguimos trabajar a presiones de 0,6 bar en boquilla frente a los 3,0 bar utilizados con emisores convencionales, lo que supone un ahorro de un 20%-80% según se trate de una perforación o riego superficial.

En riego con cobertura existen aspersores que nos permiten rebajar la presión en 1 bar con los marcos de riego habituales sin que la uniformidad se vea perjudicada.

Ventajas de la baja presión respecto a otros sistemas

  • Trabajar a menos presión supone un ahorro energético importante
  • Las gotas son menos susceptibles al viento
  • La evaporación se reduce considerablemente
  • Ofrecen una cubertura uniforme inmediata

Combinando además estos emisores con sensores de presión aseguramos un riego uniforme en cualquier topografía

Imagen emisor baja presionImagen regulador de presion